Casa rural en Santiso

Historia


Casa Victoriano fue construida en el año 1940 por Victoriano Pallares y su esposa Dolores Gómez como una casa de labradores y como un pequeño negocio de carnicería que vendía los productos en toda la comarca, lo que hizo que fuese conocida por toda la gente de las aldeas cercanas.

En este alojamiento rural siempre hemos estado muy cerca del agua, algo que nos ha resultado importantísimo, tanto para la casa rural como para el ganado.

Por esa razón, se abrió una mina de agua, que, tras un tiempo excavando a pico y pala comenzó a brotar agua de un buen manantial que hasta el día de hoy no ha parado de brotar. Desde el primer día esta es la fuente de la que han bebido todos los vecinos de la zona y los viajeros que pasan por el lugar, que se paran a beber y a charlar de las cosas de la aldea.

En 2009, en honor a Victoriano y su hermano Ezequiel, comenzaron las obras de restauración, tanto de la casa como de los muros y de la finca adjunta. Se conservaron la casa familiar y las tradiciones que llegaron a ella unidas.

Venga a vernos a Melide, esta casa también es muy conocida en la zona como “Os do Cruceiro", pues la familia procedía de una aldea cercana llamada Ponte Arcediago y la casa estaba junto a un cruceiro de piedra.